sábado, 5 de enero de 2008

Hola, somos el PRO

“Si usted piensa que la delincuencia se soluciona antes que la pobreza y la exclusión y la marginación social que la crean y que esa solución pasa por los gendarmes iracundos de la seguridad, con sus armas y sus granadas y sus garrotes, usted tiene una ideología, que es de derecha. La “ideología de la seguridad”: liquidar la delincuencia sin solucionar sus causas. Si usted cree que para solucionar la delincuencia hay que priorizar la eliminación de la pobreza (sin descuidar la seguridad que el Estado, naturalmente, debe dar al ciudadano pero sin exacerbarla para arrojar los lobos a los hambrientos que delinquen), dar trabajo, educación, incluir a los marginados, usted necesitará, desde luego, gestionar esa política, que no es de derecha.”
Esto que escribió José Pablo Feinmann (http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-95912-2007-12-09.html) en una contratapa del diario Página 12 hace más de un mes no es más que una simple muestra del pensamiento PRO de los actuales gobernantes de la Ciudad, y de muchos de los que votaron esta propuesta. Se tendrán que preparar, entonces, todas las personas “de bien”, todos los ciudadanos de Palermo, Belgrano y Barrio Norte que apoyaron este proyecto sin cuestionar sus formas ni sus aplicaciones. Se tendrán que preparar para que sus hijos adolescentes se enfrenten al rigor policial cada vez que van a bailar, o cada vez que se los intercepten de noche en grupitos o en soledad. Se tendrán que preparar ustedes mismos para los mil y un controles policiales en las calles, para el maltrato con tinte autoritario de los gendarmes uniformados. Se tendrán que preparar, en fin, a entregar parte de la libertad que se supieron ganar durante los últimos 24 años.

Viendo los hechos de los últimos días, un par de cosas van quedando claras (esto para los que cerraron los ojos y no quisieron ver lo que se les venía con la política PRO). Macri y su grupo de administradores se dispone a hacer en Buenos Aires lo mismo que se hizo durante la década menemista a nivel nacional: achicar el Estado siguiendo el sistema neoliberal. El reciente cesanteo de más de 2000 trabajadores municipales no es sino una pequeña muestra de las medidas que implementará el ex presidente de Boca y su compañera, la inefable Gabriela Michetti. Como si la Ciudad estuviera en plena crisis económica, la solución PRO es la de echar a gran cantidad de empleados públicos (en lugar de crear empleo, crean desempleo, por si no se avivaron). Ni que hablar de lo que hicieron en el ámbito cultural, un área que genera “pérdidas” según la forma de ver las cosas la Administración Macri (a un gobierno de un país del norte también se lo menciona así, ¿no?. Administración Bush, como si no fuera un país el que está decidiendo sus avatares, sino un grupo de técnicos).
Cabe destacar, para los más distraídos, o para los que no quieren ver, que durante el Gobierno de Aníbal Ibarra la Ciudad, no sólo no daba pérdidas, sino que tenía superávit. Lo fácil sería echarle la culpa a Jorge Telerman, pero si usted se pone a mirar el gabinete del ex vicejefe devenido en Jefe de gobierno, se dará cuenta que la gran mayoría de esas personas provienen del macrismo (¿Co-gobierno?).

1 comentario:

Luis Abelardo Pattineta Sopre dijo...

quien te dio letra?,,bonafini?...